La rosa búlgara

El aceite procedente de la rosa búlgara es nuestro orgullo nacional. Desde el siglo 17 aproximadamente estas rosas crecen por nuestras tierras. La rosa que se utiliza para objetivos industriales lleva el nombre de Rosa Damascena, y el valle donde crecen estas bonitas y con pinchos flores es llamado como “El Valle de las rosas”. Es 100 km largo y es encuentra en la región que separa la ciudad de Karlovo y Kazanlak. Aquí la rosa se siente mejor que en cualquier otro sitio y Stara Planina o La vieja montaña la protege de los vientos fríos procedentes del norte. 

La recogida de las rosas aún no esta mecanizado y se hace de forma manual. Y si aún no lo saben, ahora os contamos un detalle – estas bonitas flores se recogen por la mañana, ya que con el paso del día, la concentración de aceite en ellas se reduce. El proceso de extraer el aceite y su fermentación es largo incluso más que en el caso del whisky y por eso un litro de aceite de rosas es mucho más caro. Su precio es de entre 6-7 mil euros. Los pétalos de las rosas se introducen en unos calderas llenas de agua y, después el agua se calienta. Un proceso que se repite varias veces hasta conseguir este mágico y aromático elixir. Para obtener 1 litro de aceite es necesario 3500 kg de pétalos de rosa. Otro hecho que llamará vuestra atención es que Bulgaria produce el 70% del aceite de rosa y ha ganado varios premios en ferias internacionales. En la ciudad de Kazanlak podéis visitar el único en Bulgaria, museo de la rosa.

La recogida de las rosas en la región de Kazanlak el 10 de mayo

Cerrar menú