Pascua

La tradición de pintar huevos para la Pascua es muy antigua y, aparte de Bulgaria, también se pueden ver huevos pintados en otros países europeos. Según las antiguas costumbres búlgaras, en Pascua pintan huevos el jueves o el sábado por la mañana antes del amanecer. Mientras tanto en la cocina también debes preparar el «kozunak» o lo que es lo mismo, pan dulce. Suena suave, pero es delicioso.

El primer huevo debe pintarse de rojo y luego, la mujer mayor de la casa, pinta una cruz en la frente de los niños de la casa para que estén saludables durante todo el año. En el este de Bulgaria, a los «pintores de huevos» les gusta pintarlos en diferentes colores y llamarlos «perashki». En las montañas de Rodopi hay otra costumbre donde los huevos se pintan con cera. El domingo de Pascua todos luchan con los huevos pintados y se saludan con la frase «Hristos Voskrese» y «Voistina Voskrese». Según las creencias nacionales, si el huevo no se rompe por el golpe del otro, la persona disfrutará de buena salud durante todo el año.